El lenguaje como la expresión del espíritu trascendente.

Rompo el silencio, sentando las bases de mi quehacer cotidiano. Es cierto, este blog, en gran medida depende de aquellas cosas que de modo ordinario leo y pienso. No se trata de una fundamentación sistemática y académica. Se trata de ofrecer un conjunto de verdades de claridez y sinceridad argumental a fin de ofrecer una vía alternativa para el actual estado del pensar.

Y precisamente pensando sobre esto he llegado a la conclusión de que todos deberíamos leer y pensar filosóficamente, es decir, de forma abierta y con vistas a crecer. Pues yendo desde la misma noción de vida a la principal característica de la persona (su ser racional) se puede afirmar que pensar es la acción que más nos libera, más nos hace nosotros mismos.

Y entrando en una noción puramente lingüística o si se prefiere de la filosofía del lenguaje encontramos el valor de la propia lengua.

El hombre racional se expresa, su definición biológica permite que tanto el cráneo superior como la mandíbula generen sonidos que inteligibles de forma deliberada, es decir, aprobada por un conjunto social (primariamente en la familia, que es donde se aprende a ser persona de modo original), permiten la comunicación.

Pero y qué hay de la lectura y la escritura. ¿Cómo se ha inventado esta forma, canal, del lenguaje? ¿bajo qué necesidad se suscita la grafía y su decodificación?

Pienso que es la necesidad de dirigir la palabra hacia la eternidad, la existencia de un espíritu que trascienda el mero presente la que nos ha gratificado con la escritura.

Así bien, es también el pensar el que nuevamente -como el propio lenguaje hablado- nos da la pista. Y se trata de un pensar que trasciende, por que cuando leemos, interpretamos algo que está fuera de lo material de lo escrito. Cuando escribimos trascendemos nuestro escribir, pues este tiene sentido, un sentido que no reside en las meras letras escritas sino que requiere de un espíritu trascendente, un espíritu humano que le confiera significado.

Y es que el significado de las palabras es algo que entra de lleno con lo que la filosofía viene diciendo. Necesitamos usar el lenguaje para comprender, queremos comprender para usar mejor el lenguaje.


6 thoughts on “El lenguaje como la expresión del espíritu trascendente.

  1. Saludos. Desde luego sólo podemos pensar en el lenguaje y con el lenguaje… no hay pensamiento que no sea palabra, incluso cuando decimos que “no tenemos palabra” para expresar algo. Interesante reflexión, de verdad. Un saludo.

  2. Hola:
    Al fin escribimos algo Kiko, la palabra y el pensamiento, son tan importantes como el aire que respiramos, el ser humano sin ello no puede vivir, sin la palabra uno se vuelve loco y sin pensar y razonar esta muerto en vida.
    saludos.

  3. Pues monseñor Tontus prima no es precisamente uno que piense filosóficamente, más bien lo hace con el estómago, a juzgar por la sarta de insultos que añade a los comentarios de sus adversarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s