El carácter dialógico de la verdad, el bien y la belleza como justificación del derecho a la vida.

El origen de esta breve teoría filosófica viene a ser una introducción con carácter de solución al problema de la dialéctica como estatus superatorio de la realidad, como expresión sintética del devenir de las cosas.

Hegel suponía que todo lo real se desmenuza en un entramado de luchas antitéticas, como la articulación de una impresión fenoménica que configura el movimiento de la realidad en un devenir causado y dinámico. Hegel propuso que el principio de no-contradicción devía ser superado por su propia naturaleza de erroneo, es decir, en su interna configuración móvil co-existen las tesis afirmativa y la negativa, la lucha de contrarios. En la afirmación de algo co-existe su negación. Así en toda cosa que existe aparece su no existencia como motor necesario para su existencia temporal. Para que algo permanezca es necesario que deje de ser en cada instante que pasa algo de aquello que sí es.

De entrada no es del todo absurdo esta consideración como articulación particular de la realidad, pues en toda experiencia motora se percibe que, la existencia de un antes y un después, que permite diferenciar en cada cosa o parte de las cosas, es ese algo que hace que sea distinto de lo otro, que no es ello mismo.

En este breve artículo se permite la licencia de dar un salto al carácter categorial, un salto del sentido ontológico mismo al sentido trascendental de las cosas. Dejando a un lado la propia ontología de las cosas pasamos a la centralidad misma de la predicación trascendental de las cosas: la realidad del bien, la verdad y la belleza en su sentido puramente metafísico.

Si seguimos a Hegel, el bien, la verdad y la belleza serán las expresiones del ser en un sentido antitético de sí mismas. Para el filósofo alemán la belleza aparece en contraposición al individuo que la capta, es decir, como aquella realidad estética que todavía no posee dicho sujeto y la cuál es objeto de su admiración. El bien solo tendrá carácter de tal en la medida en que aparezca al sujeto como algo de lo que carece y por lo tanto es susceptible de que ponga en marcha el plan adecuado para que así se formule. Y la verdad será la experiencia del absoluto en el entendimiento, en la conciencia subjetiva, que busca lo objetivo, siendo la verdad absoluta el cúlmen de toda actividad veritativa.

Ahora bien si estas son las letras capitales que realmente apelan al sentido y a la intencionalidad del ser de las cosas es necesario recapitular sobre las bases reiformes de la misma, ya que auguran un idealismo alejado de la realidad, que tiene como único parámetro de medición al individuo solitario, que condiciona per se a la realidad que se le presenta.

Hegel, parte de que el concepto de ser es algo temporal, algo que debe quedar en entredicho por la propia articulación metódica que él mismo ha impuesto a la realidad.

Mi personal respuesta es la dialógica en tanto que afirmación de la verdad como independiente del sujeto que la conoce e independiente de la propia actividad paciente del objeto en cuanto que conocido. Es decir, que la verdad, el bien y la belleza son realidades que se presentan ante el sujeto de manera trascendental, no meramenet accidental, y es requerible para el sujeto cognoscente el soportarlas como independientes de sí mismo, para poder mantenerlas como tales.

En toda articulación existen como dos partes que intercambian convergentemente entre sí las caras de la misma moneda. Quién quiera concer la verdad sobre su vida no tendrá más que preguntarse sobre su propia vida, haciendo las preguntas acertadas que solo ellas podrán obtener las respuestas acertadas.

Rechazando la ruptura del principio de no-contradicción que promueve Hegel, y afirmando por tanto este, hemos de decir que si el bien, la verdad y la belleza se encuentran no en el sujeto que las percibe sino más bien en la cosa que la emite ¿cómo es posible que estas sean percibidas de manera diferenete por cada sujeto que se propone conocerlas? ¿cómo es posible que para unos el bien pueda ser un hecho mixto y temporal, al baibén del contexto socio-cultural; y que para otros existan bienes máximamente reales, que dejen de ser mero hechos para ser plenos derechos?

El derecho ha de ser algo sustantivado en la realidad misma de las cosas. Algo que no es no puede tener derechos, algo que es en la misma realidad que otra ha de tener por su misma razón los mismos derechos -en este sentido, si afirmamos que un derecho máximo entendido por todos los pueblos es el derecho a la vida, este no puede dejar nunca de serlo, pués su propia e interna realidad lo lanza indubitablemente hacia su permanencia; en otras palabras, si este derecho es tal, que no puede tener más excepciones que la mera quebrantación del derecho, quedando esta misma en tanto que excepción fuera de la realidad misma del derecho propio-

Pero volviendo al ensayo sobre la dialógica, ¿qué expresa, en suma, el derecho a la vida?

Expresa si ton ni son que aquello que uno tiene por otro no puede ser denegado en cualquiera otro sin la causa del primero, en términos sencillos, nadie da ni quita lo que no tiene, primero por que lo que no es no se puede dar, y segundo que aquello que se tiene no se puede tener por duplicado. Solo es posible pensar en arrebatar válidamente algo en la medida en que ese algo es tenido, pero si esa tenencia pasa por la existencia de ese algo es inpensable que sea posible, sin romper esa sustantividad del derecho a la vida, apropiarse de lo otro.

Y con esto no agoto ni mucho menos el tema solo presento algunas ideas que considero esenciales para la defensa plena de la máxima realidad del hombre que no es otra la que verdad, el bien y la belleza que supone para cada uno su propia vida.

 

Francisco Prieto Roselló

Anuncios

2 thoughts on “El carácter dialógico de la verdad, el bien y la belleza como justificación del derecho a la vida.

  1. esto meparese algo muy bonito des de que encontre estesitio en la inter net nodejo de revisar todo loque hay por que he estado aprendiendo mucho muchas grasias y hojala no dejen deaserlo y sigan escriviendo mas cosas para quello siga leyendo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s