Filosofía e ideología: el escéptico que solo hace y no dice.

 

 

En este blog se presentan artículos relacionados con una temática centrada en la filosofía, ciencia y teología. A menudo estos amplios campos de la realidad se confunden en su posicionamiento subjetivo con otro concepto y otro campo de la realidad denominada ideología.

Conviene por ello hacer una aclaración y una precisión terminológica para esclarecer y no mezclar, con el fin de mostrar la pretensión de verdad que prima en todo intento de praxis filosófico-científico-teológica:

1º. En primer lugar es preferible clarificar qué no es la ideología; no es ni filosofía, ni ciencia ni religión, cuyos objetos tienden y se identifican con la realidad y la busqueda de la verdad en las cosas y en sus causas.

2º La ideología por el contrario tiene como objetivo la posesión vital en tres ámbitos cerrados: lo político, lo económico y lo moral.

3º Para este anterior cometido trata de convencer y trastocar los esquemas introduciendo eslogans, paradigmas, dicotomías y reducciones de la realidad, usando medias verdades que otros ámbitos del saber proporcionan, arrojandolos a la cara con el fin último de ergirse con poder y arrogancia siguiendo planteamientos pragmatistas y utilitaristas.

4º. La ideología tiende a imponer y a encasillar las ideas a unos moldes previos sobre los que somete toda la realidad, siendo esos preámbuos iniciales las herramientas que les proporcionan esos beneficiosos resultados. Esta manera de operar trae consigo una dosis de elevadísima intolerancia, nada equiparable con la defensa de los ideales de uno mismo, que no suele convertirse en la ofensa de exigirlos en el otro -estrategia típicamente intolerante, aquella que obliga a pasar por el aro de los prejuicios reduccionistas-.

5º. El terreno en el que la ideología campa más comodo es el terreno de lo opinable, el de los gustos y las tendencias -terrenos inherentemente expuestos al devenir causado del tiempo y de las convenciones-  extendiendo ese campo de lo subjetivo a todos aquellos marcos que se diferencien del marco propio de actuación: los otros carecen de objetividad frente a la panacea de certeza que presenta el propio.

6º. Los primeros en usar el concepto de ideología fueron Marx y Engels, la definen como “la superestructura o conjunto de ideas alienantes del individuo que la clase dominante hace prevalecer y perpetrar con el fin de apropiarse de una sociedad en todos sus ámbitos”.

Evidentemente, Marx no designó su posición como ideología, sino a sus adversarios burgeses. Para él su posición era científica.

 

Francisco Prieto Roselló

Anuncios

38 thoughts on “Filosofía e ideología: el escéptico que solo hace y no dice.

  1. Buen artículo. Me gusta que dejes claro que la teología y la filosofía no son opiniones, en el entorno actual en que SÍ se ven como ideologías, y reducidas a ideologías absurdas y pasadas de moda, además.

  2. Cabugata
    Hola he estado muy ocupada y no he podido escribir, he seguido tus artículos, te felicito.
    Tener ideales es necesario en la vida, es un inmenso valor, todo cuanto se ha logrado con grandeza en el mundo se realizó en nombre del deber; todo lo que se hizo con mezquindad se llevó a cabo en nombre del interés.
    Las ideas se convierten en ideales, fuerzas motrices del ser humano. Son los ideales los que transforman el mundo y el hombre que se acostumbra a guiarse por la razón se convierte
    fácilmente en un ser guiado por ideales. teológicos,filosoficos…
    Louis Venillot dijo: Si queréis hacer felices a los jóvenes, dadles un ideal grande y noble.
    En la paz de la reflexión, las ideas descubren al hombre el mundo de los valores.El hombre es capaz de comprender qué valores le dicen algo y le atraen. Cuando Platón distinguia el mundo de las ideas del mundo de las cosas no hacía más que tratar de dar a la existencia un sentido permanente y universal.
    Referirse a lo que las cosas tienen de inteligible (las ideas) es apuntar al mundo de los valores por los que todos han de regirse. Las ideas de Platón podemos comprenderlas como los valores que tanto hablamos hoy o los ideales de que tanto habló la literatura humanista.
    saludos.

  3. Cabugata, te he corregido algunas imprecisiones terminológicas: decías “Tener ideologías…” y si lees detenidamente el artículo lo que trataba de expresar es que la ideología lo que trata es de corromper, tiene mucho que ver con la manipulación o la mentira, por eso te he puesto “Tener ideales…” que por lo que he leido se ajusta más y mejor a la intención del comentario.
    Saludos 🙂

  4. Kiko, ¿puedes explicarme otra vez a qué vienen las etiquetas “ateísmo” o “agnosticismo”?

  5. A que la llamada “ideología de género” suele estar tremendamente relacionada con una postura atea.
    A que el marxismo es ateísmo, a que el laicismo es una dictadura del agnosticismo, ¿conoces algún representante de esa ideología que sea cristiano o de alguna religión en concreto?

  6. Buen artículo Kikoprieto. Desde luego la ideología no es nada científica, es la dogmatización de las ideas personales desprovistas de toda rigurosidad académica. En cambio, no encontraremos en el pensamiento una disciplina como la teología, que presenta una rigurosidad y una solidez académica fuera de toda duda; y esta preocupación científica y moral por rigor es debido al objeto sobre el que versa. Un saludo.

  7. El marxismo no es ateísmo porque no hay una relación biyectiva entre ambos. Más bien el marxismo niega la validez de las religiones.

    El lenguaje que utilizas, hablando del laicismo como “dictadura del agnosticismo”, es bastante molesto. El laicismo sólo propone la separación total de la sociedad y la religión, y deriva en un tratamiento ecuánime de las diferentes corrientes religiosas. Más próximo a una dictadura es el confesionalismo o la religión de estado, que obliga a todos, incluso a aquellos no practicantes, a atenerse a los dogmas de dicha religión.

    Otra pregunta Kiko, ¿crees que yo, como ateo, debería estar bajo la influencia inapelable de una organización religiosa?

  8. Manuel, lo que preguntas es evidente a nivel teórico: no.
    Otra cosa es que tu realidad circundante, tus circunstancias orteguianas te lleven a relacionarte y convivir con una cierta organización religiosa, que es el caso de España con la religión católica.
    ¿Crees tú que los religiosos del comunismo de la URSS hace 30-40 años estaban obligados a no vivir influenciados por ninguna religión, no ya a nivel público sino a nivel individual?, ¿te parece a tí normal que el ateísmo o el agnosticismo sea la confesión de un estado?

    Respecto a la biyectividad del comunismo y la religión lamento estar en discordia con esa posibilidad. En la URSS o eras ateo o se te echaba (por atentar contra el espíritu del movimiento). Así que la biyectividad es patente: si eres ateo estás en el grupo (a priori, ya que en ese tiempo ser ateo estaba ligado a ser comunista, hoy en día no es así, por suerte) y si eres comunista es que eras ateo. La biyectividad consiste en eso: una relación 1 a 1, y ninguno queda fuera.
    Por cierto, buen concepto eso de la biyectividad, hace unos días lo ví en clase y en ese momento se me pasó por la cabeza sacar un artículo sobre ese concepto, ya veré si tengo un rato para pensarlo.
    Un saludo.

  9. ¿Crees tú que los religiosos del comunismo de la URSS hace 30-40 años estaban obligados a no vivir influenciados por ninguna religión, no ya a nivel público sino a nivel individual?, ¿te parece a tí normal que el ateísmo o el agnosticismo sea la confesión de un estado?

    Bueno, de entrada el ateísmo no es una confesión.

    No me parece normal que se obligue a nadie a practicar una religión determinada o a dejar de hacerlo, pero sí exijo que el estado sea independiente de cualquier religión.

    Así que la biyectividad es patente: si eres ateo estás en el grupo (a priori, ya que en ese tiempo ser ateo estaba ligado a ser comunista, hoy en día no es así, por suerte) y si eres comunista es que eras ateo. La biyectividad consiste en eso: una relación 1 a 1, y ninguno queda fuera.

    No. Ser ateo no implica ser comunista, pero ser comunista sí implica ser ateo. Un marxista es ateo o agnóstico, pero yo, por ejemplo, soy socialdemócrata.

    Así que no hay una relación biyectiva entre marxismo y ateísmo, pues no todos los ateos son marxistas.

  10. En la URSS, perdóname que te insista, ser comunista y ser ateo era lo mismo. Ahora, por suerte, hay gente como tú que puede decir que es atea y no es radical de izquierdas (marxista comunista). A eso me refería yo.

  11. Saludos.

    Manuelabelado: eso que se denomina laicismo sólo pertenece al ámbito político. De suyo, cada ser humano reviste sus ideas, y de eso habla muy bien Fernando Pessoa. El neutralismo de las ideas no existe, no hay pensamiento neutro, no hay creencias neutras… el laicismo que conocemos es intervencionismo del Estado; la filosofía y la teología tienen como objeto la verdad, la ideología que es el fundamento del laicismo sólo tiene como objeto el orden social.

  12. ¿La teología tiene como objeto la verdad? Será la verdad religiosa, supongo.

    De todos modos, el término verdad en la filosofía y la teología es demasiado ambiguo.

  13. Será todo lo ambiguo que te de la gana, pero su concepto es infinitamenet más amplio que el similar que uno se encuentra en el terreno de la ciencia empírica. De hecho el filosófico asume el científico por amplitud.

  14. De hecho el filosófico asume el científico por amplitud.

    Quizá hace tres o cuatro siglos. Hoy por hoy no hay filósofos capaces de seguir el ritmo a la ciencia…

  15. Quizá sea al revés: hay mucho divulgador científico que no alcanza a comprender a muchos de los filósofos de hoy en día. Por eso para muchos desde finales de siglo XIX hasta nuestros días el discurso filosófico ha dejado de tener importancia.
    En el fondo es desde que Descartes diera al traste a toda la filosofía clásica, con su propia hermeneutica, para hacer de la filosofía una ciencia matematizada: cosa hartamente imposible, por su propia e inherente constitución científica, a saber; la ciencia del ser, de todo ser, en sus últimas causas y principios a la luz de la razón…

  16. … Y por eso Kierkegaard era colaborador de Laplace, y Ortega y Gasset aportó tanto al trabajo de Planck.

    Hombre, un poco de seriedad y objetividad. Sé de tu gusto por la filosofía, pero eso no justifica que intentes convertira en una superdisciplina de las matemáticas y la física modernas.

  17. Manuel, siento comunicarte que hablas con un fanatico. Hagas lo que hagas, sus ideas estan, una a una, controladas totalmente por la iglesia (y si no me equivoco, por el Opus Dei).

    Su libertad de pensamiento es nula, y se limita a repetir (eso si, con elaboradas palabras) todo lo que desde su infancia ha sido marcado a fuego en su mente; para el, todos los que no sigan a la iglesia catolica estan condenados eternamente (y ni mofo ni exagero, sus palabras literales fueron “fuera de la Iglesia no hay salvación”

    Con eso puedes hacerte a la idea de por donde van los tiros. Tu, como ateo, puedes considerar la existencia de un dios; el, como fanatico, es incapaz ni de PENSAR (vaya a ser que le parezca una buena idea), la inexistencia de Dios Todopoderoso.

    Un saludo
    Sonrisas

  18. hola:
    Sonrisas y lagrimas, has entrado en este blog como un elefante en una cacharreria, insultando , menos preciando,sin respeto, sin tolerancia y nada de humanidad.
    humanidad que de esto tienes poco es respetar al hombre incluso en sus miserias , respeto como fundamento a la vida de cada uno, no juzgues y no serás juzgada.
    Piensa un poco que la que no piensas eres tú.
    saludos

  19. Dime de qué presumes y te diré de qué careces.

    un buen refran para aplicar a todos los aspectos de la vida del hombre, de cada hombre.
    Amigo/a “sonrisas” cuando dije en el otro blog que “fuera de la Iglesia no hay salvación” me refería a que el camino previsto por el propio Cristo para llevar a todo hombre a la salvación eterna es única y exclusivamente en su Iglesia. Es un misterio, pero así es. “el que tenga oidos que oiga” (en este caso ojos para leer)

    Y respecto a tus acusaciones sobre mi “supuesta” intolerancia y rigidez mental, lamento decirte que lo que en este blog se vierte, te bastará ojear un poco el blog, no es propiamente un lugar de apologética católica simplemente, es algo más. Son ideas mías, que voy leyendo y generando con el tiempo. Nada de un programa para convencer a nadie, ni para vencerlo. Solo son mis argumentos, que no mis opiniones.

  20. Buenas tardes:
    Estoy un poco triste, ya quue suelo entrar en blogs que son respetuosos con lo que exponen,
    esta tal sonrisas, de sonrisas tiene poco,
    lo que parece o da entender es todo lo contrario, Argumentos y no suposiciones que desconoces, como todos los que quieren imponer su libre pensamiento. listo@
    saludos
    Pd. Si Kiko es del Opus, a ti que te importa.

  21. Filosofía e ideología. Orientaciones para descifrar el significado del conflicto actual.

    Preámbulo.

    Brevemente, vea la justificación del porqué de este escrito mío y de mi supuesta autoridad intelectual.

    Tesis 1: A medida que las élites sociales y económicas – la clase dominante – se sienten inseguras, refuerzan sus instrumentos de dominio ideológico y tratan de anular o silenciar las voces críticas contra su sistema de dominio.

    Tesis 2: La imposición de una ideología por medio del monopolio de los medios de producción y de difusión de ideas (monopolio siempre impuesto con violencia) desemboca en una situación de estancamiento intelectual y de gran confusión.

    Tesis 3: Las clases oprimidas, al no poder disponer de medios idóneos para poder expresar su ideología, tratan de hacer presente la ideología democrática todo y haciendo uso de nuevos recursos para la difusión de ideas.

    Tesis 4: Llega un momento en que la ideología dominante, en sí misma considerada, se ha convertido ridícula y es insostenible. Es el momento maduro para las revoluciones democráticas (Es la hora de En Lutero, por ejemplo). O sea, llega un momento que incluso un niño es capaz de señalar las mentiras del sistema.

    Dicho de manera más concreta y escandalosa: Las cátedras de filosofía y los cargos de mayor prestigio intelectual están bajo el control – total o parcial – de las elites privilegiadas (el tiempo del dominio despótico de la Iglesia católica, las Universidades estaban bajo la autoridad del Obispos, y las órdenes religiosas – los 40.000 teólogos – se repartían las cátedras universitarias. No podía circular ni un solo papel sin el nihil obsta. La máxima autoridad científica de la Iglesia, el cardenal Roberto Bellarmino, va impugnar la física de En Galileo; el procesó y condenó. Más tarde, el Papa de Roma recompensar los méritos de En Bellarmino en defensa de la fe católica y el proclamó santo. Hoy en día, estos fundamentalistas insofribles, honran y ensalcemos al cardenal, y le han reservado un día a los calendarios, el 17 de septiembre).

    Siempre, a lo largo de la historia, así como se da una lucha de clases, también se da una guerra ideológica entre ideologías que tienen objetivos contrapuestos o claramente diferenciados. La guerra ideológica es de larga bocanada; se mantiene viva mientras perdura el conflicto de intereses de clase. La guerra ideológica termina por causa de los cambios sociales, o sea, es el proceso del conflicto social lo que determina el proceso del conflicto ideológico.
    La clase social dominante impone su ideología, la cual se convierte en la ideología dominante.
    Las filosofías son instrumentos elaborados en función de la guerra ideológica. Una filosofía no es sino un conjunto ordenado de argumentos que intentan poner de manifiesto la bonesa y la verdad – supuestas – y, al mismo tiempo, la maldad y la falsedad – también supuestas – de las ideologías adversas.
    A partir de la formación de las sociedades históricas – es decir, sociedades divididas en clases antagónicas – tiene lugar el inicio de la guerra ideológica.
    Se puede ver que en las sociedades paleolíticas no hay división social en clases (si acaso, la división social es por motivo de sexo) y que la integración ideológica es total. La mayor parte de estas sociedades estudiadas no tienen disidencia. Son sociedades felices (debería escribir fueron, en el sentido de que las últimas sociedades paleolíticas subsistents actuales sufren la influencia de la cultura moderna). Son sociedades comunistas en el sentido de que no existe la propiedad privada de la tierra. Y son sociedades col lectivistes en relación a la consecución de los alimentos ya la participación en las actividades sociales – religiosas, cívicas, festivas y otros -. Son sociedades integradas, con una misma religión y una misma ideología. Sociedades felices: a destacar que, propiamente, no hay delitos y, por tanto, carecen de policía y de prisión. Sociedades felices, sin casta sacerdotal. Y también son sociedades de niños felices que no han de ir a la escuela; juegan, y por medio de los juegos hacen su aprendizaje.

    La filosofía es un instrumento de lucha ideológica. Se llama, impropiamente, la filosofía, a la manera que se llama la física o la geometría, pero debemos tener bien presente que la realidad es que en todo tiempo se da una diversidad de filosofías o de sistemas filosóficos; sería más propio decir las filosofías, en plural.

    Las filosofías salen como consecuencia de un conflicto ideológico. En contra de la opinión dominante, una filosofía únicamente puede surgir si previamente ha habido un cambio social que haya puesto en crisis la ideología dominante.

    En primer lugar, se dieron las revoluciones democráticas en las ciudades griegas del siglo VI aC., Y, en segundo lugar, hicieron su aparición los teóricos del contractualisme social y del emotivisme moral (En Protàgores sería el máximo exponente).

    Sócrates, Platón y Aristóteles fueron la tríada reaccionaria. Construyeron unas filosofías que pretendían quitar validez a la ideología democrática dominante. Reaccionarios y extremistas: pretendían derribar la doxa, la opinión de los hombres vulgares y hacer exclusiva la Episteme, el saber racional del sabio. Consideraban que la democracia era la fuente de la ignorancia y, como consecuencia, del mal moral.
    Actualmente, definición de filosofía se corresponde con la ideología conservadora predominante, en especial a las publicaciones de carácter popular, y mayormente, a las enciclopedias y los libros de texto. La palabra misma, filosofía, lleva la marca de sus creadores inteligencia lectualistes. Mayormente, donde dice que la filosofía es una ciencia. Según la GEC, la filosofía es la ciencia que busca dar una explicación radical y aun última (según los principios últimos) de la naturaleza, del hombre y de su actuación. Definición esta que se acomoda a la concepción aristotélica-tomista tradicional, no nos debe sorprender que haya este predominio de la ideología conservadora: debemos considerar que en España la denominada transición democrática fue en realidad el resultado de un pacto lleno de concesiones antidemocráticas con los representantes de la oligarquía española, que negociaban desde una posición de ventaja.

    Pasando a otro marco histórico: Con el triunfo de la revolución democrática británica, 1688, (aunque limitado porque era un convenio a la baja con la monarquía il’aristocràcia) la nueva ideología democrática fue hegemónica, mientras que la de signo absolutista y católico era marginada o casi anorreada.
    La nueva ideología democrática se fundamentaba en el emotivisme moral y en el contractualisme. Mientras que la ideología absolutista, desde la época de N’Aristòtil, se fundamentaba en el intelectualismo moral, la psicología metafísica (o sea, la ciencia del alma) y el jusnaturalisme (en el sentido que hay una ordenación natural jerárquica de la sociedad, que justificaba a la sociedad aristocrática, como argumentaba N’Aristòtil, era natural que hubiera esclavos y era bueno que las hubiera)
    La nueva ideología democrática significaba el renacimiento de la ideología dominante en las polis democráticas. Fueron las clases populares de Inglaterra id’Escòcia las que provocaron este renacimiento ideológico (Puede ver el tema ampliamente tratado en mi web La filosofía y la religión sin caretas. En este libro explico el porqué del fracaso de la revolución francesa, y denunciar la mitificación y mistificación que han hecho los franceses, así como de la Ilustración).

    Con la democracia, no sólo era posible la publicación de la filosofía de En John Locke. Sino que el pensamiento de En Locke – el Empirismo – convertía instrumento en defensa de la nueva ideología democrática.
    El empirismo británico se convirtió en la filosofía hegemónica y tuvo influencia en los países que se habían librado de las garras de Roma, o en países como Francia que estaban en efervescencia ideológica.
    En Nueva Inglaterra, En Locke enseguida se convirtió en un clásico.
    En Locke, de familia puritana, aún sostenía que la idea de Dios – una excepción dentro del empirismo – era al alcance de la inteligencia. Pero En David Hume, había de culminar el Empirismo. En su libro, Investigación sobre el entendimiento humano, demostraba la imposibilidad de acceder al conocimiento de Dios o de la supuesta alma humana. Demostraba la imposibilidad de la metafísica como ciencia. En Hume haga públicos los argumentos definitivos del emotivisme moral, concepción que es la hegemónica en las sociedades democráticas. De gran importancia fue su aportación para hacer evidente la inconsistencia de los milagros. La Iglesia anglicana no dudó en calificar a Hume con la expresión el señor Hume, el ateo, si bien este pensador nunca se declaró.

    Lo que he escrito hasta aquí se puede considerar como un preámbulo de la tesis central que se puede anunciar diciendo: A partir de la aparición de las sociedades democráticas, las élites económicas y sociales impulsaron la creación de argumentos opuestos a la ideología democrática; es decir, con su poder material, trataron de debilitar los derechos populares y reforzar sus privilegios.

    Tesis: Haciendo uso de su poder material, las elites dieron un apoyo decisivo a aquellos productos ideológicos que justificaran sus privilegios. Y así, se ampara tanto de filosofías reaccionarias como de nuevas filosofías emergentes, del Pragmatismo, en especial.

    Tesis: En contra de lo que sostienen las enciclopedias y los libros de texto oficiales, el Positivismo y el Positivismo lógico no son propiamente los continuadores o sucesores del Empirismo. El Positivismo, el Utilitarisme y el Pragmatismo son filosofías que trabajan en función de los intereses de las minorías dominantes, de las élites. Su objetivo es debilitar la voluntad democrática de las clases populares.

    Tesis: Las filosofías modernas dominantes, mayormente, debilitan o confunden la ideología democrática. Es decir, tratan de introducir conceptos espurios que socavando la validez de los conceptos básicos de la emotivisme moral y del contractualisme social.

    Henri de Saint-Simon debería figurar como al’iniciador del Positivismo; ahora las enciclopedias lo sitúan entre los pensadores del socialismo utópico.
    Las élites francesas decidieron marginar el Positivismo progresista de En Saint-Simon (quedó en registros como socialista utópico) y decidieron ensalzar la figura mediocre de N’Auguste Comte, secretario de Saint-Simon.

    En relación con las tesis precedentes, me interesa hacer ver la ideología reaccionaria que inspiró los pobres escritos de En Comte. Este autor, de una manera simplista, argumenta a favor de las ciencias positivas y impugna la metafísica, a la manera que ya lo había hecho el Empirismo. Lo que figura como la gran innovación de En Comte es la propuesta de crear la sociología como ciencia positiva. Pero la obra de En Comte rezuma ideología reaccionaria y delirios personalistas. Este autor hace gala de una moral conservadora y está preocupado por las consecuencias sociales negativas que provoca la Revolución industrial. En Comte considera los obreros como si fueran unos menores de edad a quienes se ha de guiar moralmente. Hace todo de propuestas sociales utópicas increíblemente ridículas, como la de instituir la religión de la Humanidad.

    Dejando de lado la significación histórica de la obra de En Comte, aquello a destacar es el extraordinario desarrollo de la sociología con voluntad de ciencia positiva a lo largo del siglo XX.

    Tesis: Con el proyecto de hacer una sociología científica, lo que se pretende es introducir, en nombre de la ciencia, valores que se corresponden con el intelectualismo moral tradicional.

    O sea, las elites se escuda con los científicos sociales hora de hacer valer sus intereses de clase. Estados Unidos es donde se han hecho más esfuerzos para hacer prevalecer las soluciones de los científicos sociales para resolver los conflictos obreros. Es decir, se intentaba – is’intenta – sustituir los sindicatos obreros por equipos de sociólogos.
    En el siglo XX, se pudo comprobar cómo florecían todo de sociologies científicas con una gran gama de colores de signo el más diverso. Así, junto a la típica capitalista, aparecieron la sociología comunista marxista, los anarquistas, la marxista-leninista y la nacional-socialista, entre otros.

    Principalmente Universo anglosajón, centenares de filósofos positivistas repetían una y otra vez que la metafísica y la moral no son posibles como ciencia, que la única vía de conocimiento es el empírico, pero, a continuación se vierte a hacer un intelectualismo vergonzante.
    En George Moore como ejemplo (Uno de los pensadores más distinguidos de la corriente denominado Positivismo lógico o Filosofía analítica). En su Principia Ethics, 1903, aplica el análisis lógico a los conceptos morales para concluir – una vez más – que la moral no puede ser objeto de ciencia, que lo bueno es indefinible e imposible de analizar. Pero En Moore, una vez que ha llegado a estas conclusiones, se dedica a hacer comentarios y argumentaciones sobre lo bueno y sobre cuestiones morales. Y destaca como bienes morales de bonesa evidente la amistad y el placer estético. Y desplegando una teoría sobre la intuición moral.

    En Moore, En Popper y En Wittgenstein – tres pesos pesados del Positivismo lógico – reducen la filosofía al análisis lógica del lenguaje y del lenguaje científico y una vez más señalan que las afirmaciones de carácter metafísico son consecuencia de un mal uso del lenguaje. Según En Wittgenstein, la única realidad cognoscible se da a través de las ciencias, y que, de lo que está más allá de la ciencia es mejor callar, es una mística, y la mística no se puede explicar (Puede ver una análisis sobre la obra de este autor en la web Wittgenstein, filosofía, mística.). Allí digo: el éxito de la filosofía analítica es el anuncio de su muerte. La filosofía quedaría reducida a la tarea del estudio del lenguaje científico, de hacer aclaraciones sobre problemas de lenguaje. La filosofía al final habría llegado al estatus de ciencia, pero no tendría nada que decir sobre el mundo o sobre la moral. Es el anuncio de la muerte, pero no de la filosofía; sólo del positivismo lógico o filosofía analítica. Si acaso, son los positivistas los que deben callar.
    Pero los positivistas lógicos no callan. En contra de lo que postulan, no se están de expresar sus valoraciones sobre cuestiones morales, sociales y políticas.
    Mayormente son considerados continuadores del Empirismo, y ellos, más o menos, aceptan la etiqueta. Pero la realidad histórica es que el Positivismo, en conjunto, más bien es un instrumento al servicio de la ideología conservadora, como decía más arriba. Mayormente, apagan la línea crítica del pensamiento de En Hume y desactivan las reivindicaciones. O sea, es como si desarmar las demandas de reforma social.
    Así, mayormente, se declaran muy respetuosos con las creencias religiosas (Si acaso, En Bertrand Russell sería una excepción), con lo que eliminan el debate sobre temas referidos a los conflictos ideológicos por cuestiones religiosas.
    Eliminan los debates sobre las cuestiones morales y sociales más candentes. Y ellos mismos se ponen como modelo de individuo que evita tomar parte en el conflicto.
    Una vez que han declarado la inutilidad de la filosofía, no pueden evitar caer en un estado de contradicción insoportable. Para no repetir-me, reproduce el apartado final de la web mencionada, que hace: La propuesta del positivismo lógico va a favor de los intereses ideológicos del conservadurismo. Mientras la lucha de clases sigue presente, y los hombres se entregan a una guerra ideológica sin tregua, ellos, los positivistas, nos proponen la neutralidad. Y la línea más reaccionaria – la representada por N’Auguste Comte – propone que se dejen en manos de los científicos sociales todos los conflictos sociales, así como la resolución cuestión obrera. La propuesta última de En Wittgenstein no tiene sentido, es absurda. No tiene sentido proponer una ida – no se sabe bien qué ni cómo – a una mística indefinida. O sea, propone el silencio y la nada como meta definitiva de los humanos. La negación de las tesis de los positivistas se debe hacer por medio de una praxis de combate ideológico, de participación plena en la guerra ideológica contra las fuerzas reaccionarias, contra la explotación de los obreros, contra la injusticia, contra todo tipo de opresión social, por la liberación de los pueblos oprimidos. Tan es si los positivistas dicen que esta actividad no es hacer filosofía. Ciertamente, no es hacer su filosofía, que consiste en el estudio de las aplicaciones del lenguaje. De buen principio afirmo que la filosofía no es una ciencia y que la moral y la metafísica no pueden ser ciencias, pero el emotivisme moral no es una pura emoción, sino que los hombres en todo tiempo hacen argumentos en apoyo de sus sentimientos morales. Lo que donde dice moral, en la práctica, abarca la mayor parte de las actividades humanas en el orden social. La pretensión de transferir las cuestiones morales en los programas de estudio de unos supuestos científicos sociales es, en realidad, una propuesta reaccionaria. Es un intento de presentar como científico un sistema basado en la esclavitud. Estos científicos positivistas se esfuerzan en crear paraísos sociales a la manera de La República de En Platón pero en versión científica ultramoderna. Hay que tener presente la tesis primordial: Los hombres – y los filósofos y los científicos – piensan y tienen ideas por causa de las emociones. En Descartes no sólo es un falsari, sino una falsa figura. Al momento de escribir El discurso del método, En Descartes quería hacer creer que iniciaba una investigación a partir de una neutralidad sentimental, de la más absoluta objetividad, a la manera de los geómetras. Pero mentía; él se movía por unos sentimientos que no declaraba; ocultaba sus intenciones. Pero nosotros sabemos que de un hombre sin pasiones no puede salir nada, y que los eunuco no sienten ningún interés por la geometría, ni por ninguna otra ciencia.

    Actualmente, año 2009, las élites económicas y sociales han conseguido que su arsenal de armas ideológicas sea extraordinariamente desproporcionado respecto a los medios de que disponen las clases populares. En efecto, los grandes medios de comunicación son mayoritariamente propiedad del gran capital o de las jerarquías eclesiásticas od’organismes gubernamentales. Pero la guerra ideológica continúa viva. Por todas partes continúan surgido grupos e individuos que se oponen al sistema de dominio de las élites, y que rechazan sus productos ideológicos envenenados.
    Es cierto que los países formalmente democráticos los centros de enseñanza son mayoritariamente públicos, y que los enseñantes formalmente disponen de libertad de cátedra.
    Pero eso no quita que las elites ejerzan una gran influencia sobre el sistema de enseñanza. En Estados Unidos – del Estado con un mayor número de Universidades, de estudiantes investigadores – el poder de las elites es más acentuado todavía. La tradición norteamericana ha favorecido la intervención de las élites en la enseñanza y la Universidad. Debemos considerar que las iglesias protestantes por todas partes disponen de escuelas, de Universidades y de centros de investigación (La Iglesia católica ocupa una posición más de segundo plano, por cuanto no formaba parte de la tradición yanqui). Además, y con una gran diferencia respecto a Europa, la sociedad norteamericana está llena de fundaciones filantrópicas (o sea, organizaciones creadas por un gran capitalista o un grupo de empresas capitalistas) que constituyen el principal factor de creación y sostenimiento de escuelas y Universidades. Por supuesto, la dirección de las fundaciones mayormente forma parte de las élites.

    Dada esta confrontación asimétrica entre las elites y las clases populares, parecería, pues, que las clases populares no pueden deshacerse del dominio de las élites. Pero, benauradament, la realidad histórica muestra que las ciudadelas del poder ideológico crea unas contradicciones tan formidables que hacen poner en crisis todo el sistema.

    Tesis: El grandioso dominio de las élites crece incesantemente y hace aumentar las contradicciones del sistema hasta un punto que éste se convierte en económicamente insostenible.

    Tesis: La hegemonía de la ideología de la clase dominante crece igualmente sin aturall y también provoca unas contradicciones que ponen en peligro de acabar en colapso.

    Tenemos que ver que en Estados Unidos es donde se manifiestan más acentuadas las contradicciones del sistema de dominio de las élites. Tendremos que ver algunos ejemplos que, a mi juicio, hacen más evidentes las contradicciones.
    La escuela norteamericana tradicional ha seguido los criterios fundacionales calvinistas y republicanos, según los cuales a la religión debe quedar fuera de la escuela. Entendían los fundadores que había que salvaguardar la libertad de conciencia de los alumnos.
    Pero esa república rezuma la beata protestante y calvinista (dicha puritana, mayormente). Y las élites ilustradas no combatir las ideologías religiosas, sino al contrario. De antemano, las élites económicas consideraron que tenían que establecer una fuerte alianza con las iglesias para impedir la aparición de un frente disidente de las clases trabajadoras.
    En buen criterio, la escuela no se enseñaba ningún dogma religioso ni ninguna norma moral religiosa – ni siquiera tenía cabida la oración -, pero el avance de las ciencias provocó las primeras grandes crisis ideológicas.
    La publicación de las obras de En Darwin – en especial El origen de las especies – provocó la primera gran crisis de la ideología dominante yanqui: por un lado, las iglesias orquestan campañas contra el darwinismo, por otro, las facultades de ciencias yanquis hacían suya la teoría evolucionista. Esta contradicción no fue superada y se mantiene hasta el día de hoy. Las elites se vieron obligadas a dar apoyo a las campañas antidarwinistes, hasta el punto que, a principios del siglo XX, el Parlamento aprobó una ley que prohibía la enseñanza de las teorías de Darwin en las escuelas, con base en preservar la libertad de conciencia. Pensaban aquellos parlamentarios que explicar el evolucionismo en las escuelas era equivalente a hacer una crítica del dogma de la creación contenido en el Génesis. Pero la crisis y los conflictos continuaron. Y en los años 1950, los Estados yanquis más conservadores, aún se daban procesos judiciales contra maestros que habían impartido el evolucionismo escuela.
    Actualmente me parece que ya no rigen esas leyes represoras, pero el conflicto sigue sin resolverse. Es más, durante estos últimos ocho años de la época Bush, con el predominio del Partido republicano, han reavivado las grandes campañas fundamentalistas en apoyo del diseño inteligente. Y en el Estado de Alabama – no estoy seguro – se promulgó una ley que obliga a explicar las dos versiones escuela, es decir la evolucionista y la del diseño inteligente (Es de notar que, con el reinado de En Benedicto XVI, los católicos han tomado parte en estas campañas de manera entusiasta). Según unas estadísticas recogidas por la prensa – no sé si son fiables -, los 60 por ciento de los estadounidenses creen en el dogma de la Creación.
    La crisis ideológica continúa, y el peligro de escisión de las elites planea sobre el panorama yanqui. No sabemos si la ciudadela de las élites podrá resistir el embate del centenario del nacimiento de En Charles Robert Darwin. De todos modos, el hecho de que un 40 por cierto no acepte el dogma significa que el dominio de las iglesias pierde efectividad.

    Tesis: En el momento en que una ideología es abandonada por las masas, todos los esfuerzos de las élites para mantenerla viva vuelven inútiles.

    Tesis: Las elites yanquis son incapaces de romper la alianza con las jerarquías eclesiásticas. Su dominio sobre las clases trabajadoras depende absolutamente del cultivo de las creencias religiosas entre las masas.

    Tesis: Las consecuencias derivadas del fundamentalismo religioso son feréstegues y insoportables (por ejemplo, el número de presidiarios en los Estados Unidos – cerca de tres millones – es el más alto del mundo, y la criminalidad no cesa de crecer).

    O sea, las elites y las jerarquías eclesiásticas toman todo de medidas represivas de cada vez más violentas porque cada vez se sienten más inseguras (Como era de prever, el Papa de Roma toma parte muy activa en las campañas reaccionarias).

    (En el próximo post tendremos que ver las terribles consecuencias que se derivan de las luchas internas en el seno de las clases populares yanquis, luchas internas provocadas intencionadamente por las élites).
    Continuará …

  22. Estimado Joan, agradecería que escribieras en Castellano. Tengo familiares de las islas baleares, pero prefiero el castellano para comunicarme. No es por ningún motivo político -no quiero entrar- sino por un único motivo pragmático: entendernos.

    Gracias. Te voy a traducir el comentario.

  23. Manual de Bolsillo para tratar con no creyentes

    1.Si te topas con un agnóstico o ateo recuerda: son sabelotodo e intelectualmente arrogantes.
    2.No trates de cambiarlos, solo Dios es dueño del garrote y el les dará todos los que necesiten.
    3.Son creyentes sustitutivos, sustituyen a Dios, por ídolos humanos.
    4.Les excita el provocar y causar duda.
    5.Se alimentan unos a otros y viven de la fe que extraen de otros.
    6.Son vampiros de energía.
    7.Por algún motivo rechazan la estructura de los sentimientos.
    8.Son incapaces de gozarse en la creación, tal cual.
    9.Consideran a todo creyente imbécil, y engañado.
    10.Se consideran a si mismos la cúpula de la civilización la ultima evolución.
    11.Se molestan con los creyentes porque creen.
    12.Endiosan al hombre y por eso crean ídolos filósofos artista músicos etc.
    13.Están atados a los vicios.
    14.Los ídolos del hombre son el hombre mismo, o producto de sus manos.
    15.La inmortalidad que te ofrece el mundo esta en una estatua
    16.Lo que menos soportan es que les tengas compasión.
    17.Fueron creados para mal ejemplo, y sirven para eso
    18.Si tienen la oportunidad arruinarían la vida de todos los creyentes
    19.No se atreven a abiertamente decir que odian a Dios, así que le niegan.
    20.Sufrieron o sufren de traumas espirituales que no saben resolver.

  24. Te falta el 21: nos comemos a los niños y hacemos ritos satánicos con sus órganos.

    Sarta de tonterías que hay que leer, coño…

  25. vaya, solo te puedo decir que si comes niños y haces ritos satanicos no eres Ateos o Agnostico; ademas seria solo tu caso…..si queres comentar seria exelente que fuera algo inteligente.

  26. No voy a dejar de recurrir al sarcasmo después de leer semejante tontería. Lo que dices no sólo es falso sino que busca la provocación fácil.

    Por mí como si redactas una nueva lista con los defectos de los pepinillos en vinagre.

  27. No creo que recurras al sarcasmo, sino mas bien eso es todo tu nivel intelectual. Porque no mejor “creas” algo significativamente bueno, no se como pepinillos en vinagre o un pan con memermelada en vez de meterte a hacer comentarios fuera de tus capacidades de comprensión.

    Vamos esforzate un poquito. La diferencia entre un trabajo bien hecho y el tuyo, es un poco de esfuerzo. ¿podes?

  28. Vale Gerardo. Las 20 tesis con las que te presentaste son en rigor poco claras.
    Precisamente por ser tesis intiutivas y no deductivas carecen de rigor. No estoy abiertamente en contra, pero considero que son un poco exageradas. Algunos comentarios al respecto:

    son sabelotodo e intelectualmente arrogantes

    Ciertamente no pueden ser “sabelotodo” ya que hay algo al menos que no saben. Como poco. E incluso intelectualmente hablando si “ya saben todo” propiamente no entablarían ningun diálogo.

    Les excita el provocar y causar duda

    En realidad no solo a los ateos les apasiona la duda. También a muchos creyentes (por ejemplo los creacionistas) les apasiona poner en duda alguna que otra certeza de la ciencia.

    Por algún motivo rechazan la estructura de los sentimientos.

    Sencillamente no comprendo exactamente a qué te refieres. La estructura de los sentimientos tiene más que ver con el relativismo moral que con la fe. Un cristiano reconoce el valor de los sentimientos como requeribles, pero no se fia de ellos como timón de su vida. Los sentimientos son como el acompañamiento; estan ahí, pero no marcan el camino.

    Endiosan al hombre y por eso crean ídolos filósofos artista músicos etc

    En parte estoy en conformidad con esta tesis, pero no del todo. Ciertamente “solo el hombre es imagen de sí mismo” ya que solo Dios se ha hecho hombre para mostrarnos su imagen, su palabra. La idolatria del hombre para el hombre, emerge de la duda. Dice Leonardo Polo que cuando se ha olvidado la condición filial del hombre (todo hombre es esencialmente hijo) se llega a la realidad de la soledad, la nausea sartriana.

    Están atados a los vicios

    Tanto o más que cualquier creyente. El hombre esencialmente es un ser que crece (en base a la virtud) y que si no crece, decrece (vicio). Pero todo ello no es como un animal (estos crecen a expensas de su querer), el hombre necesita querer crecer para propiamente hacerlo (hay alguna dimensión que es menos clara, pero crece en todas, también en la corporal ha de querer comer, quien no quiere comer no crece, es más, acaba muriendo).

    Fueron creados para mal ejemplo, y sirven para eso

    “Dios eligió a lo necio y despreciable del mundo para confundir a los sabios y entendidos” Quizá más de uno ha dado mejor ejemplo del que muchos pensamos.

    No se atreven a abiertamente decir que odian a Dios, así que le niegan

    El odio a Dios no nace intuitivamente, realmente hace falta un uso irracional de la voluntad para odiar a Dios. Y considero digno de elogio a aquel que realice ese esfuerzo intelectual (a-intelectual deberiamos decir) para odiar.

    Sufrieron o sufren de traumas espirituales que no saben resolver

    A menudo no es que sufran traumas espirituales, sino más bien es que estan solos. Quizá debieramos tu y yo examinarnos sobre nuestros cercanos por si al final llegan a decir hommine non habeo “no había nadie”. Necesitan que tu y yo seamos ese “alguién” (que alguien haga algo, por favor) 🙂

    .

  29. WoW kikoprieto me has alucinado…

    Muy bien muy bien razonado todo tu comentario gracias por tomar en cerio los esfuerzos intelectuales de tus semejantes.

    Solo una cosilla: es una lista de recomendaciones por eso SON tesis intuitivas, dejadas precisamente asi para carecer de rigor, darle un cierto “flaire” y una nota graciosa. Sin embargo son muy cerias.
    Por ejemplo lo de sabelotodo no es presisamente porque todo lo saben sino por creer que lo saben todo…ok…un poco de sarcasmo ingles…
    Bueno amigo, para ti y para todo necesitado de amor y tiempo, aqui estoy. Saludes.

    Una preguntirijilla, como te consideras en materia de creencias?

  30. Hola:
    Dijo:Franz Werfel: Para el que cree no es necesaria ninguna explicación; para quiene no cree, toda explicación sobra.
    sta es la cuestión
    Con Dios saludos.

  31. hola necesito una respuesta es:la diferencia entre la filosofia e ideologia y; y se parecen la filosofia e idelogia. mucahas gracias por su atencion y el blog esta muy bien echo

  32. Julián, la respuesta a tu pregunta es de una parte sencilla y de otra compleja:
    ¿hasta qué punto el ideólogo se sirve de una filosofía “a medias” y hasta qué punto una filosofía no es más que la “encorsetación” de una ideología? Creo que no es fácil decidirse por un criterio único.
    El marxismo es un idealismo revestido de materialismo.
    El existencialismo es en realidad un medio marxismo revestido de un humanismo nihilista.

    En el otro lado, la ideología de género se sirve de medias teorías pseudo-filosóficas como el propio marxismo o el existencialismo para justificarse.
    La cultura de la muerte se ampara en el iuspositivismo de Compte e incluso en la ya demostrada erronea teoría del crecimiento malthusiano aplicada al hombre…

    Espero haber satisfecho algo tus inquietudes.
    Saludos.

  33. JAQUE MATE A LA DOCTRINA JUDAIZANTE DE LA IGLESIA. La importancia de la crítica a la doctrina judaizante de la Iglesia, radica en que nos aporta los elementos de juicio necesarios para visualizar nítidamente __la omisión capital que cometió Pablo en sus epístolas al mutilar al cristianismo de la doctrina más importante para la humanidad. Desechando la prueba viviente de la trascendencia humana patente en Cristo, que se alcanza practicando las virtudes opuestas a nuestros defectos hasta adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos). Disciplina que nos da acceso a los contenidos, enseñanzas y potencialidades del espíritu__ Y la urgente necesidad de formular un cristianismo laico enmarcado en la doctrina y la teoría de la trascendencia humana (sustentada por filósofos y místicos, y ratificada por la trascendencia humana de Cristo); a fin de afrontar con éxito: “el ateismo, el islamismo, el judaísmo, el nihilismo, la nueva Era y la modernidad”, que amenazan con sofocar al cristianismo .http://es.scribd.com/doc/73946749/Jaque-Mate-a-La-Doctrina-Judaizante-de-La-Iglesia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s