¿Ética profesional o pluralismo en las concepciones de valor? El relativismo ético hace que los médicos estén sometidos a la política.

Se trata del lento pero progresivo sometimiento institucional de la clase médica a criterios distintos —a veces en abierta contradicción — a los estrictamente profesionales. Salvando la bonhomía personal y la buena praxis de la mayor parte de los médicos, legislaciones como las relativas al aborto provocado, la fecundación artificial y la aprobación eutanásica (eventual en algunos países) han ido produciendo, poco a poco, una crisis de los parámetros hipocráticos en los que tradicionalmente se desempeñaba la profesión médica.

            En el llamado primer mundo, la industria del aborto ha logrado visualizar con apariencia de normalidad tanto la destrucción como la fabricación de seres humanos. El mero planteamiento de la posibilidad de intervenir de esta manera en los sustratos iniciales de la existencia humana ha supuesto un cuestionamiento radical del “tabú” de la sacralidad de la vida humana, y se ha ido abriendo paso , paulatinamente, a una imagen social de la profesión médica, ciertamente inédita, según la cuál ésta habría de ponerse a disposición de ofertar servicios socio-sanitarios a la carta, sin otro límite que el de lo técnicamente asequible, o administrativamente equitativo, cuando no el de lo políticamente correcto.

             Inexplicablemente, las reacciones frente a este fenómeno han sido, por parte del colectivo médico, escasas, asiladas y faltas de la necesaria contundencia. Incluso los órganos colegiados que representan a la profesión, encargados de velar tanto por el decoro social como por la independencia institucional, no han sabido o no han querido poner el “grito en el cielo” ante la amenaza de regular, por parte del gobierno español, el derecho constitucional a la objeción de conciencia para los médicos que no quieran practicar abortos. (Como alguien ha sugerido con toda cordura, más que hacer un registro de los médicos objetores, lo lógico sería señalar a quienes están dispuestos a traicionar su conciencia profesional)

            Emanciparse de la conciencia moral y profesional supone para la clase médica un cada vez mayor sometimiento a otros compromisos ajenos a la profesión, y a menudo contrarios a ella. Un médico no está para matar, sino para curar; en todo caso, si no es posible, para aliviar y acompañar. Pero nunca puede verse con normalidad el dar la muerte como una prestación sanitaria, a no ser que se corrompa absolutamente la identidad de esta profesión, que naturalmente muchos aún representan con total dignidad. Pero es preciso que sean estos los referentes de la profesión, no quienes se venden por otros motivos.

            Francisco Prieto Roselló (director y primer redactor de pedaleosymas)

 

Anuncios

2 thoughts on “¿Ética profesional o pluralismo en las concepciones de valor? El relativismo ético hace que los médicos estén sometidos a la política.

  1. hola:
    El tema si que es serio, la vida humana, el derecho a nacer que tenemos todos, el milagro de la vida que todo lo puede, la naturaleza siempre vuelve a su ser, una mujer con dignidad nunca debería acudir a practicarse un aborto
    para mantener su salud mental y física en equilibrio y afrontar su propia existencia , nunca podrá librarse del peso moral que supone el asesinar a un ser humano que es sangre de su sangre y carne de su carne, si algun día desea quedarse embarazada la misma herida que tiene en su cuerpo no le dejará llevar ningun ser humano a término
    porque provocar un aborto es desgarrar las entrañas mismas de la existencia humana y de su propia condición de mujer se convierte en una asesina.
    respecto a los médicos y a este gobierno relativista que nos ha tocado en una tombola, que no tiene nada de cordura !un registro de médicos objetores de conciencia!,
    asombroso,que piensa dar un incentivo económico a cada abortista, ejemplo 100euros por cada asesinato, me pregunto ¿serán capaces de hacerlo con nuestros impuestos? los mercaderes de la salud cuando les llegue el momento de expirar que triste final, Dios misericordioso no podrá apiadarse de estos trituradores+asesinos e inmorales.
    YO QUIERO SABER: QUIENES SON Y DONDE ESTAN, PARA NO CRUZARME CON ESTOS DOCTORES MUERTE EN MI CAMINO.

  2. Hola: Ciertamente, los médicos de los paises desarrollados, como parte de la sociedad no se rebelan e incluso acepotan el aborto. como si se tratara de una mal m,enor e inevitable. Ya que estasociedad que nos toca vivir en estos días es tremendamente hipócrita y acomodaticia a los status o roles que se ejercen , y la clase médica no va a ser menos. Por ello, no estraña que a veces, grandes personas que son médicos y que incluso, por sus creencias deberían estar en contra de este tipo de asesinato intencionado( y que viola el derecho a la vida de la carta de derechos humanos) , como es la interrupción de una vida humana ya iniciada, lo aceptan como si tal cosa, no solo por la presión ecoómica, sino incluso, por ese absurdo respeto humano o timidez, que hasta los más valientes, tenemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s