Los reduccionismos(I): Social

El primer reduccionismo, el que más superficialmente se manifiesta es el puramente social.

Quienes conciven la realidad como la suma de las partes encontrarán muy adecuada la postura sociologista.

Los temas de interés para un sociologista suelen ser los siguientes:

             – El crecimiento demográfico.

             – Los recursos naturales y su escasez.

             – Más recientemente, el cambio climático.

             – Las desiguialdades económicas en los paises en vías de desarrollo.

 

Y muchos otros temas que a nivel regional son suscitados por aquellos que solo conciven al hombre como un ser social.

Y qué pasa, ¿resulta que el hombre no es un ser social? Pues SOLO no, es algo más.

Al final se trata de un equilibrio y desarrollo de ajustes y adecuaciones a la realidad. Ni somos puros individuos- lo que hacemos repercute en los demás- ni somos pura sociedad, puro conjunto.

La aclaración de este tema más acertada es la de común-unidad, es decir la comunidad.

La común-unidad es la unión de varias personas cuya finalidad es precisamente las propias personas. Están por tanto organizadas y dirigidas al unísono hacia el mismo fin. Que es, en sentido pleno, la totalidad del grupo.                 

Frente a esto se centra la idea de a-sociación, que haciendo uso de la etimología rápida es lo contrario a la sociedad, lo contrario a la socialización. En efecto, los intereses por los que vela una asociación son extrínsecos y secundarios, no les interesa ciertamente el bien de la grupalidad.              

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s