Sobre el baloncesto y sus virtudes como modo de entender la vida.

                                    

La verdad es que llevo varios días sin escribir ningún “pedaleo”, y ya era hora de marcarse un de los grandes. Sobre el baloncesto y sus virtudes.

 Partamos del hecho de que el básket es un deporte de equipo.  Juegan cinco contra cinco. El espacio es fundamental. Quién llega antes a un sitio lo tiene para sí.

Pero no es en el aspecto formal del deporte donde me quiero detener. Esta vez aparcaré las terminologías quasi-filosóficas para dar paso a la jerga del baloncesto.

 

Hay dos patrones profesionales de estilo de juego en el mundo: la NBA y la FIBA. El baloncesto americano y el europeo.

 

En América hay al menos dos cuestiones fundamentales que llaman en sobremanera la atención: la gran cantidad de músculo y fibra que tienen los jugadores, fruto de muchas horas de gimnasio y de pesas; y la tendencia al uno contra uno en las jugadas de equipo a lo largo de un partido, muchas tácticas de equipo se reducen a abrir huecos a la estrella de turno para que se juegue el balón, con una penetración finalizada con un espectacular mate o un tiro lejano que puede sorprender a una dormida defensa en zona.

              

En Europa el baloncesto es de otra manera. Si bien también hay un cierto cuidado físico, los que prima es la estrategia de equipo. La integridad del jugador en el equipo. La principal diferencia con respecto al juego americano es precisamente la manera de entender al jugador.

Sin ir muy lejos. En España, es de sobra conocido por los entendidos en el mundo ACB, que Aito García Reneses es uno de los mejores entrenadores de baloncesto de Europa, fundamenta su criterio profesional en la primacía de la persona frente al jugador. Si la persona no se ubica dentro del entramado humano difícilmente lo hará en el deportivo. Hay casos realmente asombrosos de como un jugador puede convertirse primero en persona y ser valorado como tal, y así revalorizarse como jugador, es el caso de Eduardo Hernández Sonseca, Efthimios Rentzias, Jerome Moiso, etc.

 

La verdadera grandeza de este deporte es que requiere de unas dotes diferentes. No solo las físicas, que se muestran evidentes. La virtud fundamental que hace triunfar en este deporte es la generosidad. Desde dar un asistencia a un jugador libre a retomar un partido desde la defensa.

 

Francisco Prieto Rosselló (director de pedaleosymas)

Anuncios

2 thoughts on “Sobre el baloncesto y sus virtudes como modo de entender la vida.

  1. Kiiko Prieto Rosselló!!!!!
    Me tienes anonadada!!…
    Estoy buscando un artículo de opinión para mañana en clase!…ya verás cuando lleve algo de aquí y diga que lo escribe mi hermano…van a flipar!!…jajaja
    en fin…voy a seguir buscando.
    sigue asi..!
    un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s