El amar es como el comer.

carne.jpg      san-agustin.jpg                   

“Si al rechazar lo externo, no me encuentro a mí mismo, sino que me encuentro  con el vacio, eso quiere decir que para encontrarme a mí mismo tengo que hacer justamente lo contrario: aceptar lo otro, o el otro.

Pero para poder hacerlo debo llevar a cabo un trabajo; un verdadero trabajo, muy sencillo, o sea, muy difícil: cambiar la negación de lugar. Si antes se rechazaba lo de fuera, ejercitando un cierto espíritu crítico, ahora lo que debo negar es lo de dentro. Negarme a mi para que entre el otro.”

Cuando comemos ocurre algo parecido. Al comer un asado de cerdo o vaca, no buscamos comernos al cerdo o a la vaca, sino su carne. No comemos formalmente lo comido. En cierto sentido la comida deja de ser lo que antes era, realmente se produce una transustanciación de animal automóvil, reproducible y mortal, pero vivo y distinto de su carne, a mero alimento, útil para el hombre, nutriente. Para ello se da un paso mediante el cuál la forma sustancial de la vaca o el cerdo deja de existir. Por eso lo que a nosotros nos llega son los accidentes y no la esencia.

En el amor ocurre justamente lo mismo. Cuando amamos dejamos los accidentes del amado iguales, no hay cambio en las apariencias. Sin embargo, lo formal cambia por completo. Al amar nos dejamos hacer, nos dejamos comer por el otro. El vacio viene desde la interioridad. Se vacía el yo y se llena del tu. La sustancia de lo amado es cambiada. Pasamos de una sustancia inapetente a una sustancia apetecida.

Francisco Prieto Roselló (director de pedaleos y más)

  

  

             

Anuncios

14 thoughts on “El amar es como el comer.

  1. Muy muy interesante vision sobre el “hacer el amor” no hay don mas grande que dar la vida. Y al entregarnos en el amor, al dejarnos ser “comidos” en el amor estamos dando toda nuestra vida para que sea llenada por la del otro. La transustanciación. Por eso siempre digo que es como vislumbrar lo que seria el paraíso.
    Haciendo un enorme paralelismo, que al fin y al cabo no es tan enorme ya que somos creados de Dios y a su imagen y semejanza, me recuerda a la comunión. Como Dios deja su magnificencia para representarse ante nosotros en un pedazito de pan y llenarnos con su presencia nuestro interior.

    Un abrazo hermano, muy interesante lectura

  2. Claro, Vanesa. Por eso no hay mayor amor que el dar la vida, por los demás. La idea inicial es de un texto filosófico, el desarrollo es una reflexión del libro ” Mientras no tengamos rostro” de C.S. Lewis. La apertura hacia la vida que exige el amor esponsal está intrínsecamente enlazado con la creación. El amor de Dios es “originativo”, por eso somos “originariamente queridos”. Dios te quiere tal como eres, pero no siempre actuamos conforme a lo que somos. Unas de las últimas palabras de Cristo son: Padre, perdonales porque no saben lo que hacen. El pecado básicamente consiste en no saber que estamos haciendo. El obrar sigue al ser. OBRA CONFORME A LO QUE ERES, MUJER.

  3. quisiera saber porque tu pareja,,no entrega todo lo q tu quisieras…y le preguntas, q es lo q quiere,,y dice siempre igual q no sabe lo q quiere..q me recomiendas q haga..esta enamorada o no en verdad no sabe lo q siente…

  4. javier:
    Se puede conjugar la ley de probabilidades. que es de ciencias, con el enamoramiento que es de letras?
    ¿Que tipo de hombre o mujer quiero para que comparta conmigo la vida?, ¿ con quien sintonizaré mejor, teniendo en cuenta mi forma de ser?….javier puede que tu seas de letras porque el enamoramiento es ciego, pero hay que conservar una pequeña reserva de frialdad para decidir
    no sólo con el corazón, sino también con la cabeza.
    Te recuerdo que tan importante es la afinidad en ideas como en las cualidades. SINCERIDAD, LEALTAD, LABORIOSIDAD, OPTIMISMO Y GENEROSIDAD.

    Saludos

  5. Buenas:
    El amor es lo más hermoso del mundo, sin amar y sin que nos amen, no podemos vivir, estoy de acuerdo en que, el amar es como el comer, pero el amor es gratis total y no hay que confundirlo con el interés, un mandamiento nuevo os doy : AMAROS UNOS A LOS OTROS COMO YO OS HE AMADO o AMAD AL PROJIMO COMO A VOSOTROS MISMOS, y aquí esta la madre del cordero.
    saludos.

  6. Muy suave esa vision “amorosa” de cuando tu chica quiere “comerte” la carne…me encanta esa frase de “¿porque lo llaman amor cuando es puro sexo?”

    Comentario modificado.
    Comentario del autor del blog: Este era en efecto el comentario que considero hiriente. Espero alguna explicación, ya que la posición del autor es muy ambigua.

  7. No tiene nada de ambigua, “Al amar nos dejamos hacer, nos dejamos comer por el otro” es una frase muy grafica, muy distinta a la apreciacion que hace Lozano, el se refiere al amor, y su frase señor Prieto hace alusion explicitamente “al amar” es decir, al acto de hacer el amor. Ahi si que hay una ambiguedad a la hora de interpretar el texto y quizas usted pensaba en otra interpretacion y no supo plasmarla correctamente.
    El sexo y el amor, aparte del paralelismo estan separados por una linea muy delgada, tan delgada que cambiando solo una palabra (en la frase de Lozano) “intelectualmente” por “literalmente” y hemos pasado del amor a la pornografia sin casi darnos cuenta.

    Siento mucho que tenga tantos reparos con la palabra “pornografia”, es una palabra aceptada por la sociedad y por la real academia española, es muy complicado explicar mi comentario con un sinonimo para esta palabra ademas de que ni veo, ni hubo intencion hiriente por mi parte, tan solo una jocosa apreciacion sobre lo escrito por usted y por Lozano.

  8. ok. Precisamente, como bien sabrás, por tu saber, existen al menos dos acepciones o maneras de ver el amor: como eros (amor pasional, donde entra el amor conyugal) y el ágape (o amor de benevolencia). De tal forma que forman una dualidad que debe ser entendida.
    El post trata sobre la dimensión pasional del amor, pero no solo en el amor conyugal se puede ver. De hecho la encíclica Deus caritas est es una buena muestra de eso que quiero transmitir.
    El amor “eros” es un amor, o acción humana que arrebata, extasía al hombre, que eso es lo que busca. De hecho la trascendecia humana expresa ese salirse de uno mismo, para verterse en el otro.

    Nuevamente he dado pistas especulares que sugieren el acto conyugal. Pero para nada debe reducirse el amor “eros” al acto conyugal.
    También es “eros” el gesto que nos conmueve y enternece de ayudar a un amigo o de acercarse (condescender) a una persona necesitada (no necesariamente un pobre).

    Aunque te doy parte de razón en eso de la ambigüedad. Ahora con cierta perspectiva quizá hubiera desarrollado el post en otra dirección. Lo que en su momento tenía en mente era sugerir que al “comulgar” el Cuerpo de Cristo, el Señor se deja comer, se deja amar por el hombre. De tal forma que podemos hacernos una misma cosa con Él. Pero quizá no lo dije de forma explícita y por eso no queda claro.

    Muchas gracias por tu serenidad y por tu interesante aportación.

  9. Paulo, no hay en el post ninguna frase de San Agustín. Solo consideré en su momento que una imagen del santo de Hipona era muy sugerente, por su frase, esta sí sacada de “Las confesiones”, “Ama y haz lo que quieras”, que considero central en la doctrina cristiana sobre la felicidad, el amor y la plenitud de la existencia (que vienen a ser sinónimos entre si).

    Saludos y abrazos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s